El profesor de baile de la señorita Seymour. Minstrel Valley 2.

Hace algunas semanas que vio la luz la serie de libros de Regencia de Minstrel Valley, un proyecto innovador y precioso del que os hablé aquí. Estas novelas están escritas por catorce autoras diferentes y publicadas bajo el sello Selecta. Se compone de quince novelas, escritas cada una por una autora y que se irán publicando mes a […]

ISBN 9788417616168

Título El profesor de baile de la señorita Seymour

Autor/a Eleanor Rigby

Editorial/a Selecta

Año de publ. 2019

Edades Adultos

Precio 3,99

El profesor de baile de la señorita Seymour. Minstrel Valley 2.

Hace algunas semanas que vio la luz la serie de libros de Regencia de Minstrel Valley, un proyecto innovador y precioso del que os hablé aquí. Estas novelas están escritas por catorce autoras diferentes y publicadas bajo el sello Selecta. Se compone de quince novelas, escritas cada una por una autora y que se irán publicando mes a mes. Ayer mismo salió a la venta el ebook de la segunda entrega de Minstrel Valley, El profesor de baile de la señorita Seymour, escrito por Eleanor Rigby y publicado por Selecta y no he podido esperar más para leerlo.

La autora da vida en esta historia a Romola Seymour, una jovencita que conocimos al final del primer libro de la serie, Si me lo pide el corazón, escrito por Bethany Bells. Romola es una joven inteligente, locuaz, educada, refinada, dulce y bella. Lleva ya dos años en la Escuela de señoritas de Lady Acton preparándose para la nueva temporada con el objetivo de encontrar marido en Londres, pero hasta ahora no ha tenido ningún pretendiente debido a su falta de habilidad a la hora de moverse, de bailar y a su imparable sed de conocimientos que, según la sociedad de la época, no corresponden a una dama. Su padre es un famoso investigador y estudioso, ha intentado transmitir ese amor por la cultura y la historia a su hija, haciendo de Romola una persona muy culta, sin prejuicios y con intereses poco adecuados para lo socialmente aceptado.

Edward Hastings es el sobrino de Lionel Hastings, el profesor de baile de la Escuela de Señoritas de lady Acton. Debido a una lesión de su tío, se ve obligado a reemplazarlo en su trabajo, convirtiéndose en el profesor sustituto de baile. Edward nació en Minstrel Valley, desde su niñez vivió la música muy de cerca gracias a su madre y cuando creció puso todos sus sueños a merced de este arte, sin embargo, desde hace algunos años decidió dejar apartada esa parte de su vida y todo lo que Minstrel Valley le remueve.

Romola y Edward se conocen mientras ésta está saltándose una de sus clases con algunas de sus amigas y jugando a la gallinita ciega, sin darse cuenta de cómo ha sucedido, Edward se ve involucrado en el juego y en una situación totalmente inadecuada cuando acabas de conocer a una dama. Después de este incidente, Romola descubre que Edward es su nuevo profesor de baile mientras éste descubre que ella es una de las jovencitas a las que tiene que preparar para su debut en la próxima temporada.

Poco a poco, Edward y Romola irán conociéndose mejor debido a una serie de coincidencias que harán despertar en Edward el joven que fue, haciéndole volver a sus raíces y consiguiendo que se ilusione e inspire musicalmente de nuevo. Romola por su parte, luchará con sus demonios internos y con alguna persona indeseable que desea hacerle daño, restableciendo su idea de compromiso, de matrimonio y del amor, derribando la coraza que había creado sin ser consciente para no decepcionar a nadie dejando sus pensamientos al alcance solamente de ella misma.

Hasta ahora no había leído nunca una novela de Regencia donde se plasmara tan fielmente el papel de la mujer en esa época y los sentimientos encontrados que suponía para muchas de esas mujeres concertar un matrimonio (la mayor parte de las veces por conveniencia) en el que toda su personalidad, ideas, inquietudes, maneras de comportarse, etc, se veían anuladas y establecidas a su vez por un código de conducta socialmente aceptado.

La forma en la que Romola permanece firme en su manera de ser y en los conocimientos que posee (que está convencida que no tiene que ocultar aunque generen miedo y rechazo por parte de los hombres de su alrededor), frente a lo vulnerable que se siente por no ser capaz de atraer la atención de un hombre que quiera pretenderla y casarse con ella me ha parecido fascinante. Por una parte descubrimos a la Romola aparentemente segura de sí misma y, por otra, su parte frágil que intenta esconder y que tanto daño le hace.

Edward acarrea mucho dolor y resentimiento a sus espaldas, es un hombre que dejó volar a su amor para que ella fuera felíz aunque fuese lejos de él. No entiende cómo es posible que jóvenes como Romola tengan que verse abocadas a regir su vida por libros como La Buena Esposa hasta que consiguen marido, llevándolas a un camino seguro de infelicidad y decepción. Además, piensa que si se enamora de una debutante estará entregando su amor a algo que no es real y han creado a su medida para complacerle.

La pluma de Eleanor te engancha desde la primer página creando escenas muy divertidas y unos personajes inolvidables. Los diálogos entre los personajes no son supérfluos, por el contrario, representan la base de la novela y de los personajes, están bien construidos y dan forma a la trama que tan rápidamente ha conseguido engancharme a la lectura. En cuanto a los personajes secundarios, el tío de Edward cobra mucha relevancia desde un primer momento en la historia cuando decide poner en su sitio a su sobrino tras la primera clase de baile, es un personaje fuerte que transmite entusiasmo por la vida y la felicidad.

Así como en el primer libro de la serie me pude hacer una idea de cómo era Minstrel Valley y algunos de los misterios que entrañaba el lugar, en El profesor de baile de la señorita Seymour la autora nos desvela otro de los misterios en torno al Pozo de los Deseos y a La canción del Juglar, una leyenda que va a dotar de magia la relación entre Edward y Romola, que va a ayudarles a descubrir todas las sorpresas que les tiene preparado el destino y a entender que su historia la escriben solamente ellos.

El profesor de baile de la señorita Seymour es mucho más que una dulce novela romántica de época. Encierra misterio, magia, romance, historia y te embriaga de sensibilidad y miles de emociones que vas descubriendo conforme avanzas en la lectura, empatizando con los entrañables personajes, el lugar y la deliciosa historia de amor que viven. Sin duda el tiempo ha volado esta madrugada mientras leía, terminando de leer la última línea con una sonrisa en la cara y esperando impaciente a la siguiente entrega de la serie de Minstrel Valley para saber quiénes serán los protagonistas y qué misterios del lugar nos serán desvelados.

 

Si os ha gustado esta entrada por favor compartid y, si os apetece, escribirme un comentario ¡Muchas gracias!

También podéis leernos en  Facebook , Instagram y Twitter.

 

 

 

0 comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!

Acepto la política de privacidad

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.