Entrevista a Andrea Muñoz Majarrez

Andrea Muñoz Majarrez es una escritora nacida en Madrid en 1987. Licenciada en Filología Eslava por la Universidad Complutense de Madrid y con un Máster en Estudios de Traducción por la Universidad de Birmingham, Reino Unido.
Vivió durante un año como estudiante Erasmus en Polonia, y cuatro años en Reino Unido trabajando como profesora de español y traductora de inglés.
Es autora de las novelas Beth, que fue candidata al Premio Amazon 2019, Siempre estuve esperándote y Charlotte Beverly, entre otras.

Tu libro de cabecera es…

Jane Eyre de Charlotte Brontë

¿Qué libro es el último que has leído?

Para siempre en Nueva York de Chris Razo

Un libro o autor que no podemos dejar de leer es…

Te diré varias autoras cuyas historias me encantan y me hacen olvidarme del mundo: Mar P. Zabala, Francine JC, Susy Hope, Luna Villa, Alexia Mars, Elizabeth Urian y la ya mencionada Chris Razo. Y en el ámbito del misterio y la histórica con toques de intriga, mi autor preferido es Javier Sierra.

¿De dónde surge la idea de escribir “Perdedores Natos”?

Como casi todas mis historias, Nathan y Amy, mis perdedores natos particulares, aparecieron en un sueño. Pero la idea del título y el gérmen verdadero de la historia, surgió en una conversación con una compañera, en relación con mi mala suerte en los sorteos de libros. Durante ese intercambio, en el que mi compañera insistía en que no fuera pesimista, yo respondí: "Soy una perdedora nata". Y entonces, una bombilla en mi cabeza se encendió, y pensé en una comedia romántica muy dulce.

¿Cuál es tu escena preferida?

Hay muchas, pero me quedo con dos: la escena del primer beso, porque creo que tiene mucha magia; y la escena del regalo, porque es muy divertida. Y no digo más...

Si tuvieses que quedarte solo con un personaje de tus novelas ¿con cual sería?

Pregunta difícil, sin embargo, creo que me decantaría por Charlotte Beverly, porque fue mi primera heroína y le tengo mucho cariño. Ella fue el principio de todo.

¿Por qué leer literatura romántica?

Porque en este género hay historias maravillosas, que hacen que te olvides de los problemas, del mundanal ruido, y que te alejan un poco de una realidad que quizás no sea agradable. A mí me gusta mucho porque me hace desconectar, reír, y emocionarme. Rara vez una novela romántica me ha dejado indiferente. Y además, una historia de amor puede formar parte de cualquier novela de otro género. El amor está en todas partes, y puede tener todos los finales que quieras.

Tienes una larga trayectoria literaria ¿qué puedes decirnos sobre tus otras obras?¿Cuál te trae mejores recuerdos?

Bueno, no creo que sea una veterana, pero sí es cierto que tengo muchas obras publicadas, porque he tenido el tiempo, los medios, y sobre todo, la inspiración. De mis otras obras puedo decir que tengo un poco de todo: Drama, comedia, histórica, contemporánea. Todas tienen en común el romance, en distintos momentos y en diferentes circunstancias. Unas han calado más que otras. Beth es un buen ejemplo. Fue una obra que viajó y cambió mucho. Quizás
sea la obra que más me ha marcado como escritora, y la que más ha calado en mis lectoras de siempre. Además, ha permitido que otros mortales me conozcan. Aunque el proceso de escribirla no me trae buenos recuerdos, sí me provoca una sonrisa toda la repercusión que tuvo gracias al Premio de Amazon. Fue una experiencia increíble que Beth y yo vivimos juntas. Y en cuanto a alguna novela que me traiga buenos recuerdos en el proceso, pues me he reído mucho escribiendo Alguien especial, Siempre estuve esperándote, Perdedores Natos, y la bilogía Tal y como eres.

¿Crees en el amor para toda la vida?

Sí, creo firmemente que existe y es real. Pero soy consciente de que no es como en la ficción, y que todo tiene que ver con comprender al otro, ceder en cosas, asumir otras, y lo más importante, contar el uno con el otro. Es difícil, sin embargo, no creo que sea imposible pasar el resto de tu vida con la misma persona.

¿Puedes contarnos alguna curiosidad sobre tu última novela?

Como curiosidad, puedo contar que elegí la mansión Fallingwater de Frank Lloyd Wright como punto de conexión entre los protagonistas, porque es una construcción que vi hace años en una fotografía de un libro y me dejó fascinada; me encanta y creo que es una obra maestra. Y escogí Chicago como escenario porque me encanta la película Mientras dormías, de Sandra Bullock, y cuando la vi en la época, me gustó mucho la ciudad. A eso hay que añadirle
que casi todas las películas de uno de mis directores favoritos, John Hughes, tienen lugar en esa ciudad. Era un pequeño homenaje a las películas que me gustan.

¿Cuánta importancia le das a la investigación previa antes de empezar un trabajo?

Creo que es esencial para conocer la ciudad en la que vas a ubicar la trama, la profesión de tu protagonista, o el tipo de lenguaje, tradiciones, costumbres y espacio temporal que quieres representar. Es cierto que dedico más tiempo a la investigación cuando se trata de novela histórica, porque eso lleva mucho más trabajo y hay detalles que puedo desconocer. Pero todo lleva su tiempo de investigación, aunque sea solo mirar el mapa de una calle donde quieres que
tenga lugar una escena del libro.

¿Dónde escribes? ¿Tienes un lugar concreto donde trabajar o por el contrario te inspiras en cualquier lugar?

Tengo mi rincón de escritura en el salón, en una mesa de comedor, junto a la ventana. Allí pongo mi portátil y me olvido del mundo. La inspiración surge en cualquier parte y aparece cuando menos lo esperas.

¿Cómo y dónde sueles documentarte?

Depende. Para mis novelas de histórica, suelo tener conocimiento previo, ya que estudié Historia y Literatura en la universidad, y me queda documentación muy valiosa de entonces. Cuando viví en Reino Unido, visité museos, palacios, y ciudades que me han servido de inspiración y como fuente de documentación. Me ayuda mucho también leer autores de la época para conocer el lenguaje, las costumbres y las tradiciones. También ayuda consultar artículos de revistas o blogs especializados, y los libros de historia que tengo cerca. Y en cuanto a las contemporáneas, tiro mucho de Google Maps para situarme en los entornos de las ciudades, también consulto páginas profesionales para conocer todos los detalles de las profesiones de mis protagonistas. Y si conozco a algún profesional, pregunto directamente. Por ejemplo, mi madre, que es médico, me ayudó mucho para documentarme sobre el doctor MacGregor y las prácticas médicas de la época victoriana, y para otra novela que está en el horno.

¿Cuál es tu momento favorito para crear?

Las tardes, con un buen café al lado.

Cuando no estás en casa y te llega la inspiración ¿tienes alguna manera concreta de registrar las ideas que te vienen (libreta, audio…)?

Pues tengo una memoria prodigiosa, afortunadamente, y en cuanto llego a casa, suelo anotar la idea en un cuaderno mágico. Bueno, no es mágico, pero es mi cuaderno de las ideas, así que algo de magia tiene.

A parte de ser escritora, ¿te dedicas a algo más o estás centrada exclusivamente en tu carrera literaria?

Durante un tiempo fui traductora, y ahora estoy preparando oposiciones a Archivos, así que deseadme suerte.

Cuando vas a comenzar a escribir ¿dejas que fluyan las ideas libremente o planificas previamente todo?

Normalmente, me creo una especie de mapa por capítulo mientras avanzo. Por ejemplo, me siento a escribir y esbozo el contenido del prólogo, y parto de ahí para escribir. Al día siguiente o cuando sea, hago lo mismo con el capítulo 1. Y si termino de escribir y tengo ideas para el siguiente, lo escribo en el momento para tenerlo preparado para la próxima vez. Que luego también puedo hacer cambios o borrar el capítulo entero. Aparte tengo anotadas las características de los personajes, los escenarios y demás información que quiera incluir.

¿Qué autores han influido a lo largo de tu vida a la hora de escribir?

Sin duda, Jane Austen, las hermanas Brontë, Elizabeth Gaskell, Galdós, y Dickens, aunque me dejo algunos en el tintero.

¿Con qué problemas se encuentra un escritor novel a la hora de publicar su novela?

El problema principal es que el mercado está tan saturado, y que las editoriales reciben tantas propuestas, que muchas veces prefieren optar por autores consagrados. No es que la obra del autor novel no sea buena, es que las editoriales muchas veces prefieren no arriesgar. Cuando llegas al mundillo literario eres un desconocido, y cuesta abrirse camino entre tantas propuestas literarias.

¿Cómo surgió la oportunidad de publicar tu primer libro?

Una vez terminé y revisé mi primera obra, Charlotte Beverly, me puse a hacer un listado de editoriales que estuvieran especializadas en novela romántica. Esta búsqueda no me costó mucho, porque conocía varias. Miré bien los requisitos de cada una, y envié mi propuesta editorial. Todo con cuidado y personalizado, dedicando tiempo a cada e-mail que enviaba. Y en pocas semanas, empezaron a llegar propuestas. Lo demás, es historia.

¿Si te dijeran de hacer una película sobre un libro tuyo cual escogerías?

Beth, sin duda. Sé que a muchos les gustaría. Aunque no me cierro a ninguna propuesta. Todas están disponibles para quien quiera ponerse manos a la obra.

¿A qué tipo de lectores van orientadas tus novelas?

Principalmente a aquellos a los que les gusta la novela romántica. Sin embargo, Beth ha roto mis esquemas, porque gusta incluso a aquellos que no leían este género, y menos histórica.

¿Tienes algún proyecto nuevo entre manos?

Sí. El 4 de febrero publico una nueva novela, titulada Mi vida contigo, donde encontraréis una historia de amor actual con tintes de misterio. Tengo dos proyectos más que saldrán este año, y volveré a presentarme al premio de Amazon, porque me encantó la experiencia y quiero repetir. Debo aclarar que ninguna de estas novelas serán romance histórico, todas serán novela romántica actual, y habrá misterio, risas y romance.

0 comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!

Acepto la política de privacidad

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.