Entrevista a Érika Gael

Érika Gael nació en Oviedo en 1985, aunque en la actualidad reside en Santa Cruz de Tenerife.
Tras aparcar su sueño de dedicarse al teatro, estudió Psicología convencida de que quería consagrar a la ciencia el resto de su vida, pero el mundo del arte no la dejó en paz mucho tiempo. Pronto se dio cuenta de que el amor por la literatura era la única constante que había estado ahí desde el principio, y que seguiría estando siempre.
Con veinticuatro años, publicó su primera novela, Faery, nominada a dos premios DAMA. Regresó en 2013 con la serie «Príncipes del Infierno», compuesta por las novelas Noche de Mardi Gras y Noche de tentación, ambas ganadoras de sendos premios RNR. También es autora de Bitácora de nuestra luna de miel y Alfileres en el corazón, así como de varios relatos publicados en revistas digitales. Hielo es su última novela.
En 2014 comenzó a impartir formación literaria y a trabajar como mentora de escritores y como correctora a través de la plataforma comoserescritor.com; el escaso tiempo libre que le deja esta labor lo invierte en seguir soñando, creando y tecleando sus propias historias.

Más información:
WEB: erikagael.com
BLOG: erikagael.blogspot.com
FB: www.facebook.com/gaelerika
IG: www.instagram.com/erikadeletras/

Tu libro de cabecera es…

Esta historia, de Alessandro Baricco. Es el libro que siempre quise escribir, el que no me canso de leer, con el que más identificada me he sentido… Todo en uno, je, je.

¿Qué libro es el último que has leído?

Hacia la belleza, de David Foenkinos.

Un libro o autor que no podemos dejar de leer es…

Pues mira, ya que ha salido el tema, a Foenkinos, precisamente. Cuanto más leo de él, más aprendo y más admiro su pluma y su manera de decir tanto con tan poco.

¿De dónde surge la idea de escribir “Hielo”?

Cuando era muy jovencita, me pasaba fines de semana enteros pegada al televisor viendo las competiciones de patinaje sobre hielo junto a mis padres, en un programa que se llamaba Estadio 2, cuando aún no existía Teledeporte, je, je. De aquella época, una de las eras doradas del patinaje, recuerdo a muchos atletas: Evgeni Plushenko, Alexei Yagudin, Elena Berezhnaya… Y sobre todo, recuerdo a la pareja de danza Marina Anissina y Gwendal Peizerat, cuya historia siempre me llamó mucho la atención; ella, rusa, se mudó a Francia para entrenar con él después de que su pareja deportiva la «dejase tirada» para competir con la chica de la que se había enamorado. Y, juntos, Anissina y Peizerat revolucionaron por completo los cánones clásicos del patinaje. Dentro de la pequeña revolución que suponía para mí narrar una historia ambientada en ese campo, me apetecía mucho hacerles un homenaje, así que tomé las bases que ellos me ofrecían y a partir de ahí desarrollé mi propia historia.

¿Por qué una novela ambientada en el patinaje sobre hielo?

En una de las escenas del libro se recoge una conversación entre varios personajes en la que hablan de que ninguna historia de ficción ha sabido captar por completo la esencia del patinaje sobre hielo, y esa es una impresión que yo, como aficionada, he sentido muchas veces. Creo que eso fue lo que me empujó a dar el paso: quería contar la historia que a mí me hubiese gustado leer acerca de un deporte tan duro y tan hermoso al mismo tiempo, y quería que se viera el patinaje de verdad.

¿Cuál es tu escena preferida?

Ufff. Esto es como preguntarle a una madre a qué hijo quiere más, ja, ja, ja. Hay muchas escenas que me encantan, la mayoría no sabría decirte por qué y algunas elecciones quizá sorprenderían a quienes la han leído, pero creo que es justo que me quede con la del clímax (no quiero hacer spoilers, así que simplemente diré dos palabras: «Kolya» y «Smile»).

Tienes una larga trayectoria literaria ¿qué puedes decirnos sobre tus otras obras? ¿Cuál te trae mejores recuerdos?

Cada una, a su modo, me trae buenos recuerdos, porque todas llegaron a mi vida en el momento en el que las necesitaba y fui muy feliz al crearlas. Además, todas son muy diferentes entre sí, por lo que se hace difícil comparar. Es cierto que la mayoría de los escritores solemos arrastrar la sensación de que la última siempre es la mejor, porque es la que más cerca está de la persona que somos ahora y en la que más y mejores recursos teníamos para plasmarla, y eso también me pasa a mí: Hielo es, en este momento, mi obra más querida, pero debo reconocer que, hasta que ella llegó, Noche de tentación estaba en mi top 1.

¿Crees en el amor para toda la vida?

Sí. No en el enamoramiento para toda la vida, ojo, pero sí en el amor que evoluciona y que crece hasta convertirse en un «amor para toda la vida». El amor, como cualquier otro sentimiento, hay muchas formas de experimentarlo y de demostrarlo. Nadie tiene derecho a venir y decirnos cuál es la nuestra.

¿Puedes contarnos alguna curiosidad sobre tu última novela?

Hay tantas que ahora mismo no se me ocurre ninguna, ja, ja, ja. El proceso de creación de Hielo fue muy largo, así que imagínate todo lo que pudo ocurrir a lo largo de ese tiempo. Fueron tres años enteros con la historia en la cabeza, sin poder pensar en otra cosa. Tanto así que, cuando desde la Asociación Canaria No al Acoso Escolar (ACANAE) me propusieron colaborar en su antología benéfica Invisibles, lo único que se me ocurrió fue un relato que tenía de protagonista a uno de los secundarios, Pasha. Tuve que hablar con Lorena, la presidenta de la asociación, para contarle lo que me ocurría, pero a las dos nos gustaba tanto la historia de Pasha que al final se quedó.

¿Cuánta importancia le das a la investigación previa antes de empezar un trabajo?

A veces tengo la sensación de que demasiada, ja, ja. Para mí, las historias deben cumplir dos premisas básicas: emocionar y ser verosímiles. Y para conseguir ambas, yo necesito sentirme segura de lo que estoy narrando, completamente DENTRO de la historia, cubierta de fango hasta las rodillas. La documentación es ese fango. ¡Pero también es tremendamente divertida!

¿Dónde escribes? ¿Tienes un lugar concreto donde trabajar o por el contrario te inspiras en cualquier lugar?

Aunque soy la primera que recomienda escribir todos los días, y hacerlo en el mismo lugar, luego también soy primera en saltárselo a la torera… Ya sabes: consejos vendo que para mí no tengo, je, je. Para ser más productiva, lo que mejor me viene es escribir en la biblioteca con los auriculares puestos, pero, cuando estoy en casa, a menudo escribo en la cama. Para los proyectos creativos, me cuesta mucho eso de «sentarme en el despacho a trabajar».

¿Cómo y dónde sueles documentarte?

Soy una rata de biblioteca, y aunque valoro por encima de todo las posibilidades que Internet (y Google) nos ha brindado a los escritores, en el fondo me gusta tirar por la vía tradicional siempre que puedo: enclaustrarme durante horas en una biblioteca, con una torre de libros a mi lado, e ir aprendiendo y tomando apuntes de todos ellos.

¿Cuál es tu momento favorito para crear?

Prefiero escribir por la mañana, ya que es mi momento de máxima concentración y actividad, pero la mayoría de las veces, por razones de trabajo, no me es posible, así que acabo conformándome con cualquier hueco que logre arañar en la agenda. Eso sí, los sábados por la mañana suelen ser para mí y para mis personajes.

Cuando no estás en casa y te llega la inspiración ¿tienes alguna manera concreta de registrar las ideas que te vienen (libreta, audio…)?

Empleo muchos audios en el móvil y también notas en el ColorNote para las ideas sueltas. Cuando sé que voy a estar fuera muchas horas y que voy a poder escribir textos más largos, siempre llevo conmigo un cuaderno. Y si me pilla justo sin nada a mano, cualquier superficie es buena. En una ocasión, incluso tomé notas a lápiz en mi pupitre en mitad de un examen de la escuela de idiomas, je, je, je.

A parte de ser escritora, ¿te dedicas a algo más o estás centrada exclusivamente en tu carrera literaria?

Además de escribir mis propias historias, ayudo a otros escritores a darles forma a las suyas, como mentora de escritores y correctora literaria, así que me dedico a jornada completa a la literatura, y reconozco que eso es una suerte inmensa. Vivo rodeada de letras desde que me levanto y hasta que me acuesto. Cuando estudiaba Psicología, jamás imaginé que mi futuro profesional sería así, pero lo cierto es que no puedo sentirme más feliz.

Cuando vas a comenzar a escribir ¿dejas que fluyan las ideas libremente o planificas previamente todo?

Soy una obsesa de la planificación (quienes me conocen ya saben de qué pie cojeo…). Como te decía antes, necesito sentirme muy segura de lo que estoy haciendo para no dar un paso en falso, y esa seguridad solo me la brindan la planificación y una documentación exhaustivas. Para mí, la planificación es una de las fases más divertidas del proceso, la etapa en la que eres libre para jugar y dejar que los personajes te lleven adonde quieran.

¿Qué autores han influido a lo largo de tu vida a la hora de escribir?

Cuando era adolescente, leía mucha novela negra e incluso ciencia ficción, y José Carlos Somoza y Lorenzo Silva eran mis referentes. Luego descubrí a Alessandro Baricco, en un registro muy alejado, y me abrió un horizonte nuevo, más cercano a la prosa poética, en el que me siento muy cómoda a la hora de escribir. Ahora, además de a Foenkinos, al que ya mencioné antes (parezco su agente, ja, ja), sigo especialmente a Haruki Murakami. Hace poco he descubierto también a Elvira Sastre y, aunque yo siempre he sido más de narrativa, confieso que su poesía me tiene fascinada.

¿Con qué problemas se encuentra un escritor novel a la hora de publicar su novela?

Escribir (y publicar) una novela es un camino lleno de obstáculos que a veces parece no terminar nunca. Primero, las inseguridades inevitables derivadas de la escritura, especialmente cuando no tenemos mucha experiencia: el miedo a no gustar a los lectores, a no saber plasmar las historias que tenemos en la cabeza, a no tener el talento suficiente para dedicarse a esto… Cuando esa primera fase termina y podría parecer que ya está todo resuelto, empieza la segunda parte de la película: no saber si es mejor autoeditar o buscar el respaldo de una editorial, no saber qué te vas a encontrar en la industria, sufrir rechazos, recibir críticas, tratar de que otros lean tu obra sin parecer desesperado por vender tu libro… Realmente es una carrera de obstáculos, y hace falta asumirla como tal e ir dando un paso de cada vez para no sentirnos desbordados.

¿Cómo surgió la oportunidad de publicar tu primer libro?

Pues fue curioso, porque llegó cuando ya había perdido toda esperanza de publicar esa novela en concreto (Faery). Después de escribirla, la moví durante unos meses en busca de editorial, pero ninguna quiso apostar por ella, así que me centré en otro proyecto (Noche de Mardi Gras) y la dejé olvidada. Mientras buscaba editorial para la segunda, surgió de pronto la oportunidad de publicar la primera, y tuve que «desempolvarla» cuando yo ya tenía la cabeza en otras cosas. Pero era una ocasión que no podía desperdiciar, claro.

¿Si te dijeran de hacer una película sobre un libro tuyo cual escogerías?

Hielo, sin duda. Es un libro con un peso muy importante de la estética, por razones evidentes, así que solo por poder ver en pantalla los programas de patinaje que yo ideé en mi cabeza, ya merecería la pena. Bueno, y una peli de Bitácora de nuestra luna de miel, con esos escenarios maravillosos del Mediterráneo, también sería un puntazo.

¿A qué tipo de público van orientadas tus novelas?

No soy muy dada a las etiquetas ni a las catalogaciones, así que me gusta pensar que escribo para cualquier lector que desee disfrutar de mis historias, sin más. No me cierro ninguna puerta.

¿Tienes algún proyecto nuevo entre manos?

Sí, aunque, como ya es habitual en mí, va taaan despacio que apenas me atrevo a llamarlo proyecto aún… Lo único que puedo adelantar es que, una vez más, me alejo totalmente de lo que ya he escrito hasta ahora. Esta vez me he planteado un desafío tan exigente, incluso en el formato de la obra, que ni yo misma sé si voy a salir indemne. Pero tengo intención de hacer cuanto esté en mi mano para lograrlo: ese es siempre mi motor.

11 comentarios

  • ¡Hola!

    No conocía a esta autora, aunque sí que me sonaba de alguna forma. Quizás oí su nombre en algún momento, o el de alguna de sus obras anteriores.
    Me parece curioso lo que comenta sobre el patinaje sobre hielo, la verdad. Yo no me lo había planteado nunca jajaja.
    Coincido con ella en que el camino del escritor es bastante duro y se encuentran muchos obstáculos por el camino.
    Como no he leído nada de ella, no puedo opinar mucho más, y tampoco conozco la última novela a la que se hace alusión.
    Por el momento, me gustaría investigar más sobre ella, sobre todo sus anteriores novelas más que esta última, que creo que me gustarían más.

    ¡Un abrazo!

    Responder

    Thero 11 diciembre, 2019, 11:33 am

  • Una autora muy completa, la conozco por el libro de los alfileres que le dijo yo, pero no he llegado a leerlo, pero como lo tengo suelo verlo bastante a menudo. Sobre todo el nombre de la autora.
    Me encanta el nuevo libro que nos trae, será porque fui patinadora y no hay libro del tema que se me resista.
    Os doy mi enhorabuena a las dos, y reconocer que memoria tiene un rato la autora, para acordarse de todos aquellos patinadores de la época.
    B7s

    Responder

    Alicia 12 diciembre, 2019, 7:50 am

  • ¡Hola!
    No he leído ningún libro de la autora, así que gracias por darla a conocer un poco más ^^.
    Creo que en el tema del amor pensamos igual :D. Me encanta que use audios para grabar su ideas. Sí que es verdad que publicar una novela no es fácil, la cuestión es no rendirse :D.
    Gracias por la entrevista. Besos ^^.

    Responder

    Aida 13 diciembre, 2019, 10:31 pm

  • Me llevo apuntados a sus autores de referencia y también su propia novela. No la conocía pero el mundo del patinaje me fascina y ver que su pasión por él es tan grande estoy segura que ha hecho un gran trabajo en su libro. ¡Muchas gracias por la entrevista!

    Nos vemos entre páginas
    La vida de mi silencio

    Responder

    Yolanda (La vida de mi silencio) 13 diciembre, 2019, 11:21 pm

  • ¡Hola!
    Lo primero gracias por la entrevista he conocido a una nueva autora y una gran entrevista. La verdad que la inspiración puede venir de cualquier lado y mira a ella de los programas de patinaje que veía con sus padres. Me ha gustado mucho como ha definido el amor y yo siempre he pensado que el amor debe ser así. La documentación tiene que ser un trabajo difícil, duro y amplio pero sí que así las historias son mas creíbles y te hacen parecer que son ciertas.
    Nos leemos.

    Responder

    Maru 14 diciembre, 2019, 1:41 pm

  • ¡Hola!
    No conocía para nada a esta autora, ni me sonaba el nombre. Como me suele pasar con la mayoría de las autoras que has entrevistado para esta sección jajaja
    Me hace gracia lo de grabar los audios con sus ideas, aunque si lo piensas es más práctico que cargar con una libreta y un boli.
    No he leído nada de la autora y tampoco sé si lo haré, ya veré que hago.
    Besos^^

    Responder

    Mar 14 diciembre, 2019, 7:17 pm

  • ¡Hola!

    Ya conocía a esta autora, pero creo que no reconocería ahora mismo ninguna de sus novelas, al menos no así de pronto. Me ha parecido super curiosa y bonita la historia de cómo surge «Hielo», así que solo por eso me animaría a leerla (eso y que el patinaje sobre hielo me gusta y atrae mucho para leer). Y no hay nada mejor como que un autor cuide y mime hasta el más mínimo detalle sus ambientaciones, que al menos para mí así se logran unas novelas más redondas y mejor trabajadas y al fin y al cabo todo ese trabajo se nota e influye ^^ Espero poder animarme pronto a leer a la autora, que seguro que me gusta mucho 🙂

    Gracias por la entrevista. ¡Besos!

    Responder

    Esther A. 15 diciembre, 2019, 12:02 am

  • ¡Hola!
    No conocía a la autora ni ninguno de sus títulos, pero me parece un buen ejemplo de perseverancia y de lucha por conseguir tus sueños, no es fácil encontrar tu sitio en el mundo de la literatura, hay mucha competencia y cuesta destacar.
    Espero tener la oportunidad de leer algo suyo algún día. Una entrevista muy interesante, muchas gracias por traérnosla.
    Besos

    Responder

    Saray 15 diciembre, 2019, 2:58 pm

  • ¡Holiis!
    No conocía a la autora, pero lo que ha contado sobre su última novela me ha llamado bastante la atención así que le echaré un vistazo en un futuro cercano 🙂 Siempre que nos traes una de estas entrevistas mis listas de autores pendientes acaba aumentando jajaja
    Muchas gracias por la entrevista.
    ¡Un saludo!

    Bea & Udane de Desire Of Books

    Responder

    Desire Of Books 16 diciembre, 2019, 12:51 am

  • ¡Hola ✿!
    No conocía a esta autora pero ha sido genial descubrirla. Me llevo apuntada su novela «Hielo» porque me produce mucha curiosidad y me encantaría leerla.
    Para mí también es muy importante que una historia sea verosímil por lo que valoro mucho el gran trabajo de documentación que realizan los autores.
    Yo también rindo más por la mañana porque empiezo el día con energía, así que entiendo que prefiera ese momento para escribir.
    ¡Muchas gracias por dármela a conocer! Espero poder muy pronto conocer su pluma.
    Un beso enorme ❄

    Responder

    Annie Valero 16 diciembre, 2019, 11:17 pm

  • ¡Hola!
    Me ha resultado interesante las respuestas de la autora sobretodo de como surgió Hielo.
    Además me gusta también que no clasifique su novela eso dice mucho de ella para bien☺️
    Gracias por presentarnosla.

    Responder

    Raquel 18 diciembre, 2019, 11:48 am

Acepto la política de privacidad

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.