Entrevista a Miguel Angel Martínez Cantillo y Alberto Rodríguez- El secreto de las tortugas.

Miguel Angel Martínez Cantillo y Alberto Rodríguez

Me llamo Miguel Angel Martínez Cantillo. Soy maestro de educación Infantil desde septiembre de 2005. Actualmente llevo 10 años en el Ceip Blas Infante de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, de donde soy natural.
Soy licenciado en Psicopedagogía y actualmente estoy realizando el grado de Psicología.
Desde hace varios años colaboro con distintos Centros de profesorado de la provincia de Sevilla en material de igualdad, inteligencia emocional, trabajo por proyectos, aprendizaje cooperativo, …
Los dos últimos cursos escolares he tutorizado la plataforma de igualdad del ámbito del centro de profesorado de Alcalá de Guadaíra.
A nivel personal, me considerado una persona tranquila en cuanto a temperamento, pero muy inquieta intelectualmente.
Me considero una persona a la que le gusta conocer y aprender cosas nuevas.
Hay una frase que me encanta y que refleja perfectamente mi actitud: “Quién se atreva a enseñar nunca debe dejar de aprender”.
Entre mis aficiones se encuentran: la música, el deporte, la literatura infantil, el teatro y la globoflexia.

Yo soy Alberto Rodríguez. Uno cree conocerse muy bien hasta que se plantea hablar de uno mismo. Espero no dejarme nada en el tintero.

Nací hace algunos años en Sevilla. Desde que tengo uso de razón dibujo. Desde pequeño me emociono al tener un folio en blanco delante.

Como he dicho antes, dibujo desde siempre: cosas que me gustaban, juguetes que no podía tener... Sueños.
Ya de mayor me inspiran otros campos, como la música, la moda... Pero me apasiona el álbum ilustrado y haber podido participar en El Secreto de las tortugas, ha supuesto cumplir un sueño.
Cuando crecí no sabía si quería dedicarme al dibujo, si quería ser psicólogo o estudiar magisterio. Finalmente me hice maestro. Me podían las ganas de ayudar a otras personas a descubrir el mundo y para ello me he podido ayudar de mi pasión por el dibujo y casi sin darme cuenta, ser un poco psicólogo a veces.

Actualmente trabajo con adultos, enseñando inglés. Estoy muy a gusto y contento, pero no me olvido de los niños y sigo en contacto con ellos a través de los cuentos.

Miguel Angel Martínez Cantillo  y Alberto Rodríguez

Miguel Angel, un libro de cabecera para los niños es…

M.A. Para mí cualquiera que inculque valores y hago sentir a las personas.
A mi me encantan los que reflejan la igualdad como: Rosa Caramelo, Arturo y Clementina, Pecas, ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?, Las hijas de Barbanegra, …

¿Cuál es el último libro que has leído?

M.A. Últimamente estoy leyendo mucho de Oliver Sacks, el último ha sido “El tío Tungsteno”.

¿Crees que hay censura en la literatura infantil?

M.A. En mi caso, hemos decidido autoeditar nuestro libro, por lo que no he tenido una editorial que me haya revisado el texto y me pudiera “invitar” a cambiar algunas partes, por lo que no podría responder a esa pregunta por mi experiencia personal.

¿Por qué una tortuga como protagonista?

M.A. Quería hacer una metáfora para expresar la “coraza” que nos ponemos en muchas ocasiones por el miedo a que nos hagan daño si nos mostramos como somos.
Tenía claro que quería que fuera un animal que tuviera una especie de “armadura” y tras barajar varias posibilidades decidí que este era el animal que mejor se adaptaba a lo que buscaba.

¿Cómo surgió la idea de escribir “El secreto de las tortugas”?

M.A. Desde hace varios años escribo cuentos para el alumnado de mi centro.
Posteriormente, estas obras las representa al alumnado para intentar mandar algún mensaje. Desde el principio, mis compañeros y compañeras me animaron a que publicara mis historias, pero yo nunca me atrevía por considerarlas que no eran lo suficientemente buenas.
Un día mientras estaba en un curso de formación un ponente dijo algo que me llamó poderosamente la atención: “Nuestro comportamiento prácticamente nunca es altruista incluso, cuando hacemos un donativo, en multitud de ocasiones esperamos sentirnos bien, y entonces ¿Por qué lo hacemos para ayudar o para sentirnos bien?”
Esa idea me hizo reflexionar y pensé que era algo que debía intentar inculcar a mi alumnado, que debemos intentar ayudar sin importar las consecuencias, somos responsables de nuestros actos pero no de los demás.
Quería que esta idea llegara al mayor número de personas posibles y ahí fue cuando me decidí a contactar con Alberto y ponernos manos a la obra.

¿Puedes contarnos alguna curiosidad sobre El secreto de las tortugas?

M.A. Como curiosidad os podría contar que el hecho de que las protagonistas de la historia sean cuatro personajes femeninos no es fruto de la casualidad.
Quería plasmar cuatro personajes femeninos con distintas personalidades que mande el mensaje que la personalidad es algo inherente a las personas y que esto no viene predeterminado por nuestro sexo, ni debe inculcarse por lo que dicta “la cultura del género”.
Las personas pueden ser valientes, fuertes, sensibles, egoístas, … pero esto no debe asociarse a la pertenencia de un determinado género, sino estaremos perpetuando los estereotipos de género.

Alberto, ¿cómo fue el proceso creativo de El secreto de las tortugas?

A. Nos separaban unos cuantos kilómetros, pero el teléfono móvil nos fue muy útil, a parte ya contaba con la tranquilidad de que Miguel Ángel confiaba en mi trabajo, así que fue todo muy natural y cómodo.
Empecé a trabajar en 2 líneas: una minimalista, usando elementos naturales para trabajar a los personajes como si fuesen estampaciones (sellos hechos tallando patatas, esponjas, hojas de árboles...) y otra línea más tradicional: dibujando con lápiz y coloreando con rotuladores, acuarela y lápices de colores de toda la vida.
Finalmente ganó lo tradicional.

Cuándo eras pequeño ¿te gustaba dibujar?

A. No me recuerdo sin un lápiz y papel.
Los Reyes Magos me regalaban maletines de dibujo, así como el ratoncito Pérez o mi familia por mi cumpleaños.
Tengo tres recuerdos bien claros: En parvulitos, allá por los 80s, recuerdo “enseñar” a una compañera a hacer nubes, porque siempre dibujaba un monigote bajo la lluvia, pero sin ni una nube.
También en parvulitos, siempre dibujaba castillos con una familia de fantasmas (Las sirenas y los ponys también eran un tema recurrente en mi imaginario)
Y otro recuerdo es que el ratón Pérez me cambió mi primer diente por un caballete, un lienzo y pinturas. Yo empecé a hacer un paisaje marino (el cielo y el mar simplemente) y mi madre me convenció para que pintase un jarrón con claveles... El cuadro existe todavía, creo.

¿Prefieres técnicas digitales o tradicionales a la hora de ilustrar?

A. Disfruto con las tradicionales, pero aplicadas a mi estilo. Soy autodidacta y aunque hice un curso de ilustración general y álbum ilustrado, prefiero hacer las cosas a mi manera, son muchos años haciéndolo así.
Sobre las técnicas digitales debería trabajar más, son muy útiles para componer, enriquecer... pero me cuestan. Eso sí, ahora estoy investigando con la aplicación Procreate y estoy perdiendo el miedo.

¿Qué tiene que tener una de tus ilustraciones considerar que está terminada?

A. Color. Y si es un personaje, “vida” en la mirada.

Si tuvieras que elegir un álbum ilustrado ¿Cuál sería?

A. Es difícil elegir porque hay auténticas maravillas.
Me encanta Su Anasi, de Dilka Bear. Pero también me gusta muchísimo Frida, de Benjamin Lacombe (bueno, de Benjamin Lacombe me gustan todos). Y no puedo dejar de nombrar El bebé verde, de Roberta Marrero, que es una novela gráfica autobiográfica muy necesaria llena de colores vibrantes y un estilo muy fresco y personal.

¿Te resultó un reto El secreto de las tortugas?

A. Totalmente. Acostumbraba a dibujar para mis alumnos, pero dibujos sueltos para completar fichas o para ilustrar explicaciones.
Siempre dibujaba para mí, o realizaba encargos que resultaban ser bocetos de moda, algo muy alejado a lo que ahora tenemos entre manos. Cuando Miguel Ángel me ofreció entrar en esta aventura tuve que “cambiar el chip”, tuve que volver atrás en el tiempo y pensar en cómo le gustaría a mi yo niño que fuesen Carlota y Triza (aunque creo que no están desconectadas del todo de mi imaginario actual).

Podéis leer la reseña de El secreto de las tortugas en la sección de reseñas y seguir a Carlota, su protagonista, en su página de facebook.

 

 

Si os ha gustado esta entrada por favor compartid y, si os apetece, escribirme un comentario ¡Muchas gracias!

También podéis leernos en  FacebookInstagram y Twitter.

1 comentario

  • […] queréis saber más sobre los autores, podéis leer la entrevista a Miguel Ángel y a Alberto en la sección de entrevistas a autores, y si no queréis esperar al sorteo para tener en vuestras […]

    Responder

    El secreto de las tortugas. Con SUPER SORTEO | Leemos Juntos 3 septiembre, 2018, 7:48 am

Acepto la política de privacidad

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.