Irlanda. Luchando por una pasión.

Si hay una autora que me hace devorar sus novelas es Claudia Velasco. La conocí cuando leí Gypsy y, en cuanto terminé de leerla, busqué información sobre la autora y sus novelas. Fue ahí cuando descubrí y compré también Spanish Lady y Ojos Verdes, una vez más, la pluma de Claudia Velasco me encandiló tanto como […]

ISBN 9788413077932

Título Irlanda. Luchando por una pasión.

Autor/a Claudia Velasco

Editorial/a Harlequin. HQN

Año de publ. 2018

Edades Adultos

Precio 8.50

Páginas 416

Irlanda. Luchando por una pasión.

Si hay una autora que me hace devorar sus novelas es Claudia Velasco. La conocí cuando leí Gypsy y, en cuanto terminé de leerla, busqué información sobre la autora y sus novelas. Fue ahí cuando descubrí y compré también Spanish Lady y Ojos Verdes, una vez más, la pluma de Claudia Velasco me encandiló tanto como la primera vez que la leí.

Cuando me enteré que la autora había publicado «Irlanda. Luchando por una pasión» de la mano de Harlequin, no pude dejar pasar la oportunidad de leerla. Si bien es cierto que su última obra es novela romántica histórica y nada tiene que ver con la novela contemporánea de la trilogía de Spanish Lady, tenía muchas ganas de volver a leer a Claudia y más si la historia se desarrollaba en Irlanda.

Sean O’Callaghan es hermano de Virgina y amigo y cuñado de Thomas Kavanagh, los protagonistas de La Princesa del millón de dólares. La historia se desarrolla en 1913, cuando Sean decide viajar a Dublín para apoyar económicamente el alzamiento de Irlanda contra Inglaterra con el fin de lograr que la República de Irlanda sea una realidad. Sean es un hombre apuesto, de férreas convicciones, acostumbrado a conseguir lo que quiere, con las ideas muy claras sobre la vida, leal, inteligente, sensible, soberbio, maduro, valiente y que te cautiva desde el primer momento.

Desde Estados Unidos, la familia de Virginia y Sean siempre han apoyado económicamente a los Voluntarios Irlandeses colaborando con la Hermandad Feniana estadounidense. Por su parte, desde Irlanda, Thomas Kavanagh ha ayudado a aquellas personas afines a la Causa que han sido acusadas y encarceladas injustamente defendiéndolas como abogado. La llegada de Sean a Irlanda no pasa desapercibida y, enseguida se gana la desconfianza de Joseph Perry, un agente afín a la corona Británica que seguirá de cerca sus pasos, los de sus seres queridos y le causará más de un problema.

A pesar de tener el apoyo incondicional de su hermana Gini y de Tom tanto en los asuntos políticos como en los personales, Sean se ve metido en algunas situaciones que le van a llevar a poner a prueba sus habilidades y capacidades para salir airoso, llegando a poner en peligro la vida de otras personas y la suya propia. Sean va conociendo en su estancia en Irlanda a otras personas relevantes y comprometidas con la Causa como Pádraig Pearse, James Conolly, Tom Clarke, Sean MacDermott, Joseph Plunkett, Michael Collins, Constance Markievicz, Éamon de Varela… camaradas que protegen a los suyos y luchan con sus propios medios por sus ideales.

Éireann O’Niall es una mujer irlandesa fuerte, desconfiada, indomable, rebelde, curtida por la vida pero increíblemente sensible, comprometida con la Causa y que ansía la llegada del día que Irlanda sea independiente. Vive con su abuela junto a su hermano pequeño, Cillian. Aidan, su hermano mayor, se encuentra encarcelado en Kilmainham Gaol, así que Éireann intenta proteger y ayudar a su familia luchando a la vez por aquello en lo que cree.

Éireann es una mujer con mucho carácter que sobre todo lo manifiesta con Sean cuando no hay nadie más delante. Se desvive por su familia y las personas a las que aprecia. Su vida ha sido y es muy dura, lo poco que ha vivido ha sido por y para su familia y la Causa. Es una mujer fuerte, luchadora, entera, pícara, que va dejando que descubramos sus manera de pensar y sus sentimientos poco a poco a lo largo de la historia, quedándose al margen a principio y tomando más relevancia conforme se avanza en la lectura.

Los personajes están muy bien definidos y los diálogos y las tribulaciones de los personajes son de lo más interesantes. La trama y la pluma de Claudia Velasco me han hecho engancharme desde la primera línea hasta la última. Es una novela histórica, romántica, dramática, que habla de guerras, de rencillas, de venganza, de libertad, de justicia, de fidelidad, ganas de vivir, de amor, de desamor, de la familia, de ideales, de orgullo… no puede dejarte indiferente.

Los primeros encuentros entre Éireann O’Niall y Sean O’Callaghan son muy tensos. Sean es un hombre bastante mayor y experimentado que Éireann. Ella  desconfía de Sean, le rehúye, le miente, y Sean comienza a obsesionarse por saber más de Éireann sin obtener mucho éxito en sus investigaciones. La atracción entre ambos es obvia para todos excepto para ellos, pero bien es cierto que es complicado plantearse una posible relación en el escenario en el que viven cada uno de ellos. Por una parte, Sean ha dejado de creer en el amor por el desafortunado matrimonio del que salió hace poco, por otra, Éireann no tiene tiempo de plantearse qué es el amor porque tiene demasiadas preocupaciones y personas a su cargo como para dedicar algo de tiempo a sí misma. La diferencia de edad entre ambos es un impedimento ya de por sí y tampoco ayuda a comenzar una historia los distintos tipos de clases sociales de las que proviene cada uno de ellos.

Sean y Éireann vivirán de cerca la proclamación de la República Independiente de Irlanda por los Voluntarios Irlandeses y el Ejército Ciudadano Irlandés, esto junto a sus sentimientos encontrados, marcará un antes y un después en sus vidas y para las personas que quieren.

A lo largo de la novela cobran protagonismo no sólo Sean y Éireann, sino también Gini y Tom como personajes secundarios así como toda la familia y personas que han formado parte de la vida de Sean, consiguiendo unir y dar forma a la trama de la novela que se desarrolla a caballo entre Irlanda y Estados Unidos.

Irlanda. Luchando por una pasión te permite conocer muchos aspectos sobre este país. Algunas costumbres, historia, política, sociedad, lugares importantes… Cuando leí que el hermano de Éireann estaba encerrado en Kilmainham Gaol me sentí transportada a Irlanda inmediatamente. Estuve en Irlanda hace algunos años y uno de los lugares que mi marido no quería perderse era este mismo, Kilmainham Gaol. Cuando leí lo que la autora relataba acerca de ese lugar en la novela, me sentí igual de sobrecogida que cuando la visité hace algunos años, sentí frío, desolación, tristeza, horror al recordar  la historia que la guía nos contaba durante la visita y que Claudia Velasco ha sabido describir tan fielmente.

Me llama la atención el exquisito proceso de documentación que ha llevado a cabo la autora para escribir esta obra. Me parece fascinante la manera que tiene de narrar lo que sucedió en Irlanda en un momento tan importante de la historia y cómo consigue entremezclar los personajes con la realidad para dar sentido y rigor histórico a la novela, cómo narra la creación de la República Independiente de Irlanda, el principio del Sin Fein, del IRA… predomina la narración de hechos históricos aunque la historia de amor que va surgiendo poco a poco es impresionante, pasional, real, profunda, rebelde y preciosa.

Irlanda. Luchando por una pasión es una lectura muy recomendable para todos los gustos. Las personas a las que les gusta el romance podrán disfrutar de la bella historia de Sean y Éireann y las que prefieren otro tipo de narrativa, podrán deleitarse con la narración de la creación de la República Independiente de Irlanda de la mano de Claudia Velasco.

 

Si os ha gustado esta entrada por favor compartid y, si os apetece, escribirme un comentario ¡Muchas gracias!

También podéis leernos en  Facebook , Instagram y Twitter.

0 comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!

Acepto la política de privacidad

¹ Todos los campos son obligatorios.
² Tu correo electrónico no será publicado.